Jr. Santa Ana Nº 720 +51 084 351914

Mucho para pensar…

Una mirada diferente en tiempos del corona virus; una mirada desde el allinkawsay – el buen vivir.

Si alguien al inicio del año hubiera venido a decirnos: “2020 va a ser un año muy especial, una pandemia matará a miles de personas, muchos van a perder su trabajo, muchos de los más pobres que se ganan la vida un día para otros, ya no van a poder trabajar y no tendrán ni para comprarse un pan, los niños no podrán ir a la escuela, los países van a cerrar sus fronteras, se van interrumpir los transportes entre regiones del país, se van a suspender los partidos de futbol, la gente tendrá que quedar en sus casas, un día saldrán los varones a hacer las compras y otro día las mujeres, bajo control de la policía y del ejército, …” Nos hubiéramos reído a carcajadas.

Pero si alguien hubiera venido a decirnos: “2020 va a ser un año muy especial, el aire será más puro, el cielo más limpio, habrá menos contaminación sonora, menos bulla en la noche y se dormirá mejor, las aves volverán a las playas de Lima y también los delfines, la gente va a ser más agradecida con las personas que contribuyen al bien de todos, también con las señoras que hacen la limpieza pública, la mayoría cumplirá más las leyes y será más disciplinada, habrá más solidaridad, el estado se preocupará más del bienestar de los desprotegidos, de los autistas, los municipios van a ofrecer un techo a los que viven en la calle, mucha gente va a reflexionar y tratar de ser mejor, se va a acordar de Dios, va a pensar en el sentido de la vida y buscar qué hacer para que el mundo sea más humano, en muchas familias habrá más comunicación, conversarán con sus hijos e hijas, los canales de televisión y los políticos van a decir que es intolerable que tanta gente no tenga agua, no tenga posibilidades de una vida digna y que es una prioridad para enfrentar esa injusticia…” Le hubiéramos dicho: “¿estás soñando en voz alta, en qué planeta vives…?”

La verdad es que ambos hubieran dicho la verdad. Cuando pase la crisis, depende de nosotros y de nosotras no olvidar lo que pasó, sacar lecciones para construir una sociedad más justa con menos exclusión y marginación, con mayor respeto entre todos, dónde cuidemos más nuestro planeta, sin olvidar nuestra familia, nuestro equilibrio personal, nuestra salud física y emocional, nuestra espiritualidad. No es un sueño, está en nuestras manos.

Jean Bouquet: Coordinador Asociación Allin Kawsay.

2 comments

  1. Mientras no exista un hecho que desestabilice al hombre no podremos reflexionar sobre nuestra existencia en el planeta y ser más humanos entre todos los habitantes, que exista un dialogo armonioso y respetuoso entre el hombre, las plantas, los animales y la tierra. Lamentablemente teníamos que esperar la llegada del COVID 19 que hizo temblar a los grandes, medianos y pequeños países. Para el COVID 19 no existe sexo, raza, religión y clase social, si nuestra vida está en peligro recién nos recordamos de Dios, tratamos de ser humanos con nuestra familia la comunidad, ser mas respetuoso con la naturaleza y buscar el buen vivir entre todos, estos hechos serán aprendizajes que nos dejará la pandemia.

  2. Estoy totalmente de acuerdo Jean. Esta situación atípica, temporal que nos toca vivir hoy no la esperábamos o imaginábamos. Si bien todos somos conscientes del daño que nos ocasiona esta pandemia y los efectos no favorables que causará, soy partidaria de intentar encontrar siempre lo positivo de cualquier situación. Lo negativo lo sabemos, vivimos, lo escuchamos y vemos a través de las noticias. Y si alguno se pregunta, ¿Hay algo positivo en todo esto? ¿Todo lo bueno mencionado por Jean no me alcanza para le levantarme con energía y seguir? ¿Cómo enfocarme hoy en algo positivo? La verdad es que sí hay cosas positivas pero está en cada uno de nosotros el poder visualizarlas. Quizás nos lleve algo de tiempo. Quizás nos cueste recuperarnos. Quizás no estés de acuerdo. Al menos podemos intentarlo, no? ¿Por qué no empezar con pequeñas cosas? Por ejemplo, pensemos o escribamos al terminar cada día algo que nos sacó una sonrisa o nos hizo sentir bien (simples cosas como un chiste que leímos, una llamada de un ser querido, un rico té, un libro que nos atrapa, una canción, un manadala pintado, una comida…algo porqué agradecer…intentemos encontrar algún momento cada día para estar con nosotros mismos, relajarnos, disfrutar de nuestra simple compañía. Así, habrá más posibilidades de poder estar bien con nosotros, y en consecuencia, poder estar bien para el resto. Si cada uno pudiera encontrar su centro, armonía y bienestar… creo pudiéramos sumar al bienestar del otro. Sólo basta con intentarlo. Es simplemente mi humilde opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para consultas puede llamarnos a +51 084 351914

Traducir »